Grúas de montaje de la torre Eiffel

FR EN ES

Grúas de montaje de la torre Eiffel


Para el ensamblaje de las piezas desde la base para la pila 3 y desde el segundo panel para las otras, utilizamos grúas especiales, que requieren que paremos allí bastante tiempo, porque se usaron hasta el Finalización de las obras y nos prestaron los mejores servicios. Fueron estudiados con el mayor cuidado y se llevaron a cabo con un éxito poco común por el Sr. Guyenet, ingeniero constructor, de acuerdo con el programa que le habíamos trazado.

Hemos visto que dentro de cada columna vertical y por encima de la ballesta más cercana al centro de la torre se encuentran los senderos de los ascensores. Estas son dos vigas grandes inclinadas en la misma dirección que la ballesta, que tienen una altura de 1,30 m, y son como los rieles gigantescos de la pista seguidos por las cabinas del ascensor.

Era el mismo camino que se iba a utilizar cuando se colocó en su lugar, para servir como un camino para la grúa.

Como esta última debía poder llevar a su posición final todos los componentes del montante, y en particular las vigas de los ascensores, ella misma montó la forma en que debía ser levantada.

Cada pilar tenía que estar equipado con una grúa similar, con una fuerza de 3,000 kg y un rango de 5,5 ma 12 m, para servir fácilmente todos los puntos del plano de colocación entre los cuatro ballesteros de una cantidad.

Como resultado de estas condiciones, estas grúas debían girar y ser de rango variable: además, debido a los cambios en la inclinación de la carretera a cubrir, debían contar con un mecanismo que permitiera restaurar fácilmente la verticalidad de su pivote, y finalmente llevar la máquina utilizada para izarlos en las vigas de los ascensores.

Diagrama de la grúa

Diagrama de la grúa

El principio de la grúa, tal como lo realizó M. Guyenet (ver Fig. 117, arriba), consiste en disponer en el elevador un marco de hierro, C, que puede deslizarse sobre estos caminos, bien atornillados, y al cual está suspendido por una bisagra en su parte superior, una capucha de hierro, D, que tiene la forma de un tronco piramidal volcado afectado por la capucha ordinaria destinada a transportar las cargas; En esta campana está instalada la grúa. A 2,50 m más arriba, medida de acuerdo con la inclinación, hay una barra transversal de hierro, G, que también puede deslizarse en el camino o perno allí. La barra transversal y el marco están conectados por un tornillo fuerte, H. Desatornillando el marco y girando el tornillo, podemos ponerlo en contacto con la cruz, se atornilla en esta posición; Luego, al desatornillar la barra transversal, podemos girar el tornillo en la dirección opuesta y, esta vez tomando su soporte en el marco, elevarlo a 2,50 m. Todo el aparato habrá aumentado en 2,50 m.

Para operar de manera segura y que el chasis que porta la grúa no se suspende simplemente de un tornillo móvil, se colocó en la parte inferior, una barra transversal V similar a la superior, de 0,50 m de altura, que lleva Cilindros de carrera corta, según el bastidor en su elevación y listos para recibirlo en caso de rotura del tornillo.

Operando alternativamente en una u otra dirección, el tornillo grande y simultáneamente los tornillos pequeños, para los cuales la maniobra de la cruz es más frecuente, uno llega, por una serie de recorridos progresivos, para montar todo el aparato. en todas las alturas.

La simple exposición de este principio facilitará la comprensión de la siguiente descripción de este aparato representado en una perspectiva arrogante en la figura de arriba y en todos los detalles en la Placa XXIV, Fig. 1, 2, 3, 4 y 13.

Lo tomamos prestado, así como algunos otros detalles que siguen, a una comunicación hecha en 1890 a National Industry Incentive Company, por el Sr. E. Nouguier, nuestro ingeniero, a quien acusamos de la dirección del trabajo de montaje.

El aparato comprende:

  1. Un chasis móvil, CC, que se atornilla a las vigas del elevador cuando la grúa está funcionando y puede deslizarse sobre esas mismas vigas, cuando sea necesario elevar el nivel de la grúa.
  2. Un conjunto de piezas metálicas que forman una especie de capó, D, que lleva, en su parte superior, la plataforma U de la grúa y, en su parte inferior, la grúa del pivote de la grúa. Esta cubierta está suspendida del chasis CC por dos uniones ubicadas en el plano de la plataforma y está conectada al riel inferior del chasis por un tornillo. De la inspección de la figura se entiende fácilmente que un hombre colocado en el piso F especial puede, al maniobrar este tornillo, variar la posición del capó y, por consiguiente, colocar el pivote de la grúa en posición vertical. independientemente de la inclinación del carril del ascensor.
  3. La grúa en sí. Consiste en: un pivote, JJ, que descansa, en su base, en la crapaudina que lleva el capó y que se mantiene en su centro mediante un círculo rodante colocado en el espesor del piso de la plataforma; forma: de una flecha L que lleva el cabrestante S, flecha que está conectada al pivote J, en su extremo inferior, por una bisagra, y en su extremo superior, por dos varillas de unión, M, montadas en un juego de ruedas, N, que puede moverse a lo largo del pivote. Este eje lleva una tuerca accionada por un tornillo, O. Un volante, P, en cuyo eje es un engranaje de piñón con un engranaje cónico fijado al tornillo, hace posible, al elevar o bajar el eje N, a Aumentar o disminuir el vuelo de la grúa. Al actuar sobre la misma rueda P, también es posible comunicar un movimiento de rotación a la grúa. Para este propósito, comienza por desacoplar el mecanismo de elevación y luego un segundo piñón montado en el eje del volante se engancha con una rueda cónica fijada en un eje vertical, cuyo extremo inferior lleva un piñón que controla un bastidor circular. parte del círculo rodante. Un trinquete y un trinquete evitan que la grúa gire cuando se le da la orientación adecuada.

El movimiento de la grúa en la trayectoria de los ascensores se efectúa por medio del tornillo de remolque grande H y los dos cilindros de seguridad.

El tornillo H pasa a través de una tuerca conectada por dos varillas de unión al miembro transversal superior del chasis C; lleva en su cabeza una base de cama cruzada o móvil, G, que puede deslizarse en las vigas B del elevador, o atornillarlas. Un trinquete, equipado con una palanca que se maneja desde la plataforma U de la grúa, sirve para accionar este tornillo.

Los cilindros de seguridad V actúan debajo del bastidor móvil, a lo largo del eje de las vigas del elevador; son tomas de tornillo conectadas por un espaciador X y que llevan en su cabeza una placa de tope que se aplica contra la barra transversal inferior del bastidor móvil CC. El espaciador y los pilares a su vez pueden deslizarse sobre las vigas del elevador o fijarse sobre ellas por medio de pernos.

Cuando uno quería levantar la grúa, uno comenzó orientándolo de modo que su vuelo llegara a colocarse en el eje del camino de los ascensores mientras permanecía girado hacia el interior de la Torre. Luego actuó sobre el tornillo grande H para llevar la cruceta G a una carrera completa a 2,50 m más que en su posición anterior. Se atornilló a las vigas del elevador BB y el chasis móvil CC se desatornilló, que luego se suspendió del tornillo H y se apoyó en su base por los cilindros de seguridad V. El tornillo de remolque fue maniobrado nuevamente. H, y el chasis del CC montó deslizándose sobre las vigas BB sacando con él la grúa y su capó. Los hombres instalados en el piso Z siguieron con los cilindros de seguridad el movimiento hacia arriba manteniendo siempre la cabeza de estos cilindros en contacto con la base del bastidor, de modo que este último, en caso de rotura del tornillo H, no No pudo caer, retenido que fue por los dos cilindros V.

La carrera de estos fue de solo 0,50 m, lo que requirió varias veces para completar todo el movimiento de la grúa. Cuando estos cilindros llegaron al final de la carrera, sus paradas se atornillaron a las vigas BB, sus espaciadores X no estaban bloqueados, lo que durante el levantamiento se mantuvo fijo en estas mismas vigas BB. Mientras maniobraban los cilindros, en dirección opuesta, hicieron subir el espaciador de toda la altura de su carrera. Se volvió a poner en contacto con las vigas BB, desatornilló los topes y dio un nuevo paso adelante, presionando nuevamente y simultáneamente el tornillo grande H y los dos cilindros de seguridad V.

La operación de levantar la grúa duró aproximadamente 18 horas y empleó a 10 hombres, además del líder del equipo.

El ensamblaje de todas las partes constitutivas de las cantidades de la Torre se realizó con las grúas de las que acabamos de dar la descripción. Comenzaron los ballesteros y, después de ellos, las barras de celosía y los puntales que, al unir las porciones de los pilares ya montados, obligaron a que vinieran y ocuparan su posición exacta. Detrás de los equipos de instaladores vinieron los equipos de remachadores, que reemplazaron los pernos provisionales, con los cuales el primero había hecho las uniones de las partes, por remaches calientes que aseguraban la conexión verdadera y final de las partes entre ellos (Fig. 118).

Diagrama de la grúa

Diagrama de la grúa

Debajo de cada grúa, al nivel de los tirantes horizontales, se estableció un piso casi general en voladizo en voladizo alrededor de la vertical. Además, para hacer que las uniones y los ensamblajes sean más estrechos, siempre se colocaron pequeños andamios voladores a poca distancia del piso general.

El movimiento de estos pisos y andamios se realizó mediante grúas.

El ensamblaje de las escaleras siguió lo más posible al de los montantes, de modo que los hombres, para ir a su estación de trabajo, usaron estas escaleras en casi toda la altura de la ruta y tuvieron que usar las escalas solo hacia la final de su ascenso.

Si bien, por los medios que acabamos de indicar, se erigieron los cuatro paneles inferiores de los montantes, los primeros rayos horizontales se hicieron para conectarlos a 47,90 m sobre el suelo.


Más detalles sobre el funcionamiento de grúas

El peso de cada grúa vacía alcanzó los 15.000 kg; Además, la conexión del bastidor a las vigas del elevador requirió no menos de 170 tornillos de acero de 20 mm.

La carga "nominal" de 3.000 kg fue a menudo superada, y en realidad alcanzó los 4.000 kg. De hecho, las secciones del panel 5, que pesaban 3.200 kg, se suspendieron por una cadena con enlaces calibrados de 22 mm. 70 m de largo, su peso por metro corrido fue de 11 kg, su peso total fue de alrededor de 800 kg con el contrapeso y el cabrestante que se ajustó fue un cabrestante Bernier (cadena calibrada en una nuez) de 4,000 Kg de fuerza, pero con el fin de disminuir la fatiga de la grúa cuando se montó esta carga, se tuvo cuidado de orientar el vuelo hacia el eje de la torre y elevar la aguja lo más posible.

El levantamiento tuvo lugar cuando se terminó un panel, cuya altura promedio era de 11 m, y cuando se colocaron las vigas del elevador y se clavaron. En primer lugar, los cilindros de seguridad se pusieron en contacto y, luego, dirigiendo la grúa hacia el eje de la torre y levantando la bragueta lo máximo posible, se elevó la viga, que estaba unida a las vigas mediante 32 pernos de acero. 20 mm. El chasis no estaba bloqueado y el levantamiento se llevó a cabo por medio de seis hombres que actuaban sobre una palanca de 1,25 m, enganchados en el trinquete del tornillo de elevación. Cada movimiento de palanca levanta la grúa 12 mm. Cada 0,50 m, las paradas de seguridad se agotaron, colocamos 20 pernos y 10 pasadores en el marco y reanudamos el aparejo. El levantamiento en la altura de un panel duró aproximadamente dieciocho horas con diez hombres y un líder de equipo.

En la parte superior, la trayectoria de la grúa estaba formada por una doble hilera de seis chasis rectangulares intercambiables de 3,96 m de largo, unidos al poste central por 384 pernos de acero de 20 mm; La longitud de este camino fue de 23,77 m. Esta gran longitud de vía fue motivada por la necesidad de distribuir el peso de todo este equipo de chasis y grúas en una longitud suficiente.

Además, durante el levantamiento de las grúas, se instalaron 4 polipastos de cable con 3 cordones de 8000 Kg cada uno. Estos polipastos fueron controlados por tornos de tambor unidos al refuerzo horizontal del panel montado. Mientras ayudaban a elevar, estos elevadores estaban especialmente preparados para oponerse al vuelco y, en el improbable caso de falla simultánea del tornillo y la configuración de seguridad, podrían haber soportado la carga de la grúa.

Cuando se colocaron las secciones del poste central, se retiró el marco inferior, se reemplazó en la parte superior del poste y se elevó la grúa como en las vigas del elevador. Para resistir el momento de torsión dado por el movimiento de los trinquetes durante la elevación, los marcos estaban conectados mediante barras rígidas a los refuerzos de sujeción de las secciones de refuerzo de las vigas intermedias.

Esta maniobra, que fue relativamente delicada, siempre ha funcionado normalmente y nunca dio lugar a ningún accidente. La caída de las grúas durante uno de estos daños habría tenido consecuencias tan desastrosas, ya sea para el personal o para el trabajo en sí, que habría destruido en parte, que se había acumulado para el Evite todas las precauciones materiales posibles; La operación, confiada a los hombres más confiables y experimentados, continuó con la presencia continua del jefe del astillero.

La duración de una operación de elevación a una altura de 10 metros con diez hombres y un líder de equipo fue de aproximadamente treinta horas, tres días, incluido uno para el cambio de chasis y dos para el levantamiento de la grúa.


La torre Eiffel


Copyright 2013 - 2019 - Prohibida la reproducción sin el permiso del autor. Este sitio web es privado, no oficial, como resultado del trabajo de compilación de las obras de diferentes autores. A menos que se indique lo contrario, las fotos son libres de regalías. Para distinguir ilustraciones gratuitas de otras, ver: Fuentes documentales. Otros sitios web del mismo autor en otros dominios: Marguerite Duras, Pirineos Orientales. Autor del sitio: ver créditos.