Las inscripciones caligráficas del Taj Mahal

FR EN ES

Las inscripciones caligráficas


El mausoleo del Taj Mahal está decorado en gran medida con motivos florales, en su mayoría grabados en mármol o pietra dura, una técnica de marquetería de piedra. Pero no podemos dejar de lado las espléndidas inscripciones en árabe que parece, inscripciones que corren alrededor de los iwans (estos porches de amplia arquitectura tradicional persa). También hay en la puerta de entrada de los jardines, y en los cenotafios de Shah Jahan y su esposa, para quienes fue construido el monumento, Mumtaz Mahal.

¿Pero qué significan?


Significado de los textos

El texto está escrito en un lenguaje cercano al 'Thuluth', un estilo asociado en particular con el calígrafo persa Amanat Khan, que residía en la corte mogol y era el responsable de hacer la caligrafía de todo el Taj Mahal. Su firma aparece además muchas veces en el mármol. El historiador Wayne Begley sugiere, relativamente recientemente, que Amanat Khan fue responsable no solo del diseño práctico del guión, sino también de la elección de los textos. La mayoría de los textos provienen del Corán. Hay veintidós pasajes en total, incluidos catorce capítulos completos, algunos de los cuales se leen como parte de las ceremonias funerarias islámicas. Los textos elegidos generalmente se refieren a temas del juicio y la recompensa de los fieles, con sus entradas al Paraíso. Además, la inscripción en la puerta de entrada de los jardines del Taj Mahal invita al lector a entrar en el Paraíso, el hogar de los fieles y la recompensa por los justos. Su presencia en la puerta de acceso a los jardines no es trivial porque los jardines son una representación del Paraíso según el Islam, especialmente el Taj Mahal, que fue realmente diseñado como tal.

La inscripción principal que recibe el visitante, en la gran puerta, antes de ingresar a los jardines, es:

Oh alma, estás en reposo. Vuelve al Señor en paz con él, y él en paz contigo


A medida que nos acercamos al mausoleo, el texto cambia de tono. Mientras que en la entrada era una invitación a entrar en el Paraíso, las inscripciones en las paredes exteriores de la tumba no dejan ninguna duda sobre el desastre inminente que espera a los infieles, el día del juicio. Es un mensaje de severidad que se destila, y contrasta mucho con la dulzura de la arquitectura, que es más bien un símbolo de amor que una advertencia. Dentro del mausoleo, el tono es más tranquilizador, con largas descripciones del Paraíso que adornan ciertas paredes. El texto principal, y finalmente el más importante, está en el cenotafio superior de Mumtaz Mahal. Las palabras de la oración coránica, recitadas por los ángeles, imploran a Alá que permita que los fieles entren en el Paraíso, una solicitud conmovedora de la misericordia de Dios a su devoto sirviente, Mumtaz Mahal.

Recordemos que el Corán se divide en Sura, textos independientes que se refieren al mismo conjunto. Hay 114, más o menos largos, cada uno con un título y varios versos. Los versos utilizados en los monumentos del Taj Mahal se refieren al tema del juicio final, se derivan de los siguientes suras:

  • 36: Ya Sin (contiene 83 versos) Los versos elegidos hablan de la responsabilidad moral de los hombres, la resurrección y la oración de los muertos
  • 39: Grupos (75 versos). El texto incrustado es una alegoría en la última hora y el día del último juicio.
  • 48: Victoria (29 versos). Estos versos hablan del "Tratado de Hudaybiyyah" que provocó la primera peregrinación.
  • 67: El reinado (30 versos). Estas son oraciones que hacen avanzar la dependencia del hombre de guiar a las almas a la revelación divina.
  • 77: Los Enviados (50 versos). Esto se refiere a la revelación del Corán.
  • 81: La decadencia (29 versos). Estos versos hablan de la última hora y la resurrección de los hombres.
  • 82: La ruptura del cielo (19 versos). Este texto es una explicación de la separación que tiene lugar en los cielos y da una descripción del juicio final.
  • 84: La lágrima (25 versos). Hay detalles escritos del último juicio al cuestionar a cada uno sobre sus acciones.
  • 89: Amanecer (30 versos). Estos versículos hablan de la destrucción de los incrédulos y la entrada de los fieles al Paraíso.
  • 91: El sol (15 versos). Esta es la historia de los Thamud, una antigua tribu que ahora está extinta.
  • 93: El brillo del día (11 versos). Estos versos cuentan cómo se consolaba Muhammad, cómo desaparecía su ansiedad.
  • 94: La apertura (8 versos). El texto explica cómo se aseguró a Muhammad que el período difícil será corto.
  • 95: La Higuera (8 versos). La vida perfecta de los humanos hace posible entrar en la gloria en el día del juicio final.
  • 98: La Prueba Decisiva (8 versos). Este texto explica la necesidad de enviar un mensajero a la Tierra con el Corán.
  • 112: Culto puro (4 versos). Estos versos hablan de la unidad de Dios.

El verso 58 de Sura 36 es "Paz, esta es la palabra que se les hablará de un Señor misericordioso". Este es uno de los pocos versos que evoca el contacto entre Dios y los humanos.


Inscripciones en las tumbas

Ambas tumbas también están cubiertas con inscripciones caligráficas que se refieren al Corán. Así, en Mumtaz Mahal, uno puede leer los noventa nombres de Dios, en los lados de la tumba, en la cripta. Hay, por ejemplo: "Oh Noble, Oh Magnífico, Oh Único, Oh Señor, Oh glorioso, etc.". El de Shah Jahan lleva la inscripción caligráfica "Viajó de este mundo al salón de banquetes de la eternidad la noche del veintiséis del mes de Rajab, en el año 1076 de Hijri". Sin embargo, el punto central está lleno de pasajes del cenotafio de Mumtaz Mahal. Las palabras de la oración coránica recitadas por los ángeles imploran a Alá que permita que los fieles entren en el paraíso, una solicitud conmovedora de la misericordia de Dios hacia su devoto sirviente, Mumtaz Mahal.


Inscripciones en el Taj Mahal

Inscripciones en el Taj Mahal

Inscripciones en el Taj Mahal

Inscripciones en el Taj Mahal

Inscripciones en el Taj Mahal

Inscripciones en el Taj Mahal


Para resumir

En resumen, el mensaje entregado por las inscripciones en el Taj Mahal es claro: es una invitación a vivir en la Tierra como un buen musulmán, con tres pasajes separados: un llamado para ver qué es el Paraíso (en La puerta de entrada), una advertencia severa (en las fachadas del mausoleo) y un llamado más personal a la misericordia (en el cenotafio).


Estilo de escritura

Estas inscripciones están en árabe, pero un poco de un árabe especial hoy en día. Están hechas de mármol negro y se utilizan tanto para difundir un mensaje como para decorar. Las letras de mármol negro están incrustadas en losas de mármol blanco que resaltan las características arquitectónicas del monumento. Las letras redondeadas tienen una forma generalmente alargada, sobre todo horizontalmente, pero esta alternancia de líneas verticales y horizontales da la impresión de que es una cuadrícula.

La piedra utilizada para escribir es mármol negro. No es veteado con blanco tan a menudo, esta piedra es un negro profundo.

Además, el calígrafo Amanat Khan había diseñado el texto para que todas las letras se dirigieran al espectador con un tamaño idéntico. Para hacer este efecto, tuvo que ampliar los signos más altos porque los visitantes los ven de cerca. Es una técnica que requiere un gran dominio de la perspectiva, prueba de la gran capacidad de la cultura mogol para crear decoraciones de grandes cualidades.


Técnica de incrustación

El trabajo de incrustación de piedras en un soporte también de piedra debe ser de gran precisión. Los artistas que trabajaron en el Taj Mahal fueron dotados de una capacidad de concentración y meticulosidad, porque en muchos lugares la calidad es irreprochable. Además, esta calidad de ejecución de las obras es uno de los elementos que demuestran el éxito de todo el edificio.

Para realizar estas incrustaciones se ha utilizado la técnica de pietra dura. Es un método simple desarrollado por los lapidarios de Florencia, Italia, que fueron maestros en el arte de la marquetería de piedra. Fueron ellos quienes llevaron a cabo gran parte del trabajo de incrustación, tras haberse trasladado a la India para aportar sus conocimientos.

En la práctica, el principio es desgastar una placa de mármol que sirve de soporte hasta que esté perfectamente pulida. Luego, el artista hace un boceto del dibujo a realizar y corta en las piedras correspondientes a los buenos colores las formas a incrustar, como piezas de un rompecabezas. Finalmente, traslada sobre la placa de mármol el contorno de las piedras cortadas y cava hasta obtener una cavidad correspondiente a la piedra. Imaginamos la precisión necesaria para que las dos partes queden perfectamente incrustadas, tanto en ancho como en largo, e incluso en profundidad, porque si al final el artista pule nuevamente la placa de mármol para nivelar todo. , no fue necesaria demasiada diferencia en altura entre el soporte y la piedra.

Este método se llama pietra dura, todavía se usa hoy en día. Este es el mismo método que se utilizó para las incrustaciones de patrones de flores.




Copyright 2013 - 2019 - Prohibida la reproducción sin el permiso del autor. Este sitio web es privado, no oficial, como resultado del trabajo de compilación de las obras de diferentes autores. A menos que se indique lo contrario, las fotos son libres de regalías. Para distinguir ilustraciones gratuitas de otras, ver: Fuentes documentales. Otros sitios web del mismo autor en otros dominios: Marguerite Duras, Pirineos Orientales. Autor del sitio: ver créditos.