FR EN ES

Moais de Isla de Pascua

Las estatuas de Isla de Pascua, una curiosidad única en el mundo


Información general sobre las estatuas de Isla de Pascua.

Las estatuas de la Isla de Pascua se llaman Moaïs. Son en su mayoría colosos de piedra verticales, a veces en grupos, en la Isla de Pascua, una posesión chilena del Pacífico. Esta isla solo es conocida por esta particularidad que no existe en ninguna otra parte.

Moais de Isla de Pascua

Moais de Isla de Pascua


El contexto

Primero, tienes que configurar la escena.

Estas estatuas no son tan antiguas como se podría imaginar: todas se erigieron entre 1200 y 1500, fechas aproximadas correspondientes a la llegada de los polinesios a la isla (alrededor de 1200) y al Abandono del culto a los antepasados ​​(alrededor de 1500, quizás un poco más tarde). Es un período de 3 a 4 siglos durante el cual los habitantes cortaron y erigieron sus estatuas antes de abandonarlas.

La Isla de Pascua tiene la distinción de ser la isla más remota de todos los hábitats humanos (2078 km para los vecinos más cercanos). Es más bien pequeño, con un área de 165Kms2. Tiene una montaña (507 m de altura), el punto más alto de la isla, y 3 volcanes extintos más pequeños, además de una gran cantidad de curiosidades geológicas relacionadas con el volcanismo. En el momento de su llegada la vegetación era variada, con bosques y prados. Hoy en día solo quedan praderas.

Dicho esto, la comunidad polinesia que apareció en escena se organizó en clanes. Los arqueólogos han encontrado rastros de una división territorial de la isla por radiación, es decir, el centro pertenecía a toda la comunidad, pero cada clan tenía un triángulo desde el centro hasta la costa. Cada clan construyó aldeas y cultivó para el sustento de su gente. Pero todos tenían en común la cultura polinesia. Entre ellos, el culto a los antepasados ​​jugó un papel importante.


Origen de Moaïs

Los Moais son, de hecho, sólo representaciones humanas, estatuas simples. Representaban a los antepasados, es decir, a las personas físicas en el origen de los polinesios, pero también a su cultura, a su historia. La adoración se practicaba según el principio de las tradiciones polinesias. Cada pueblo tenía su "Ahus", un terreno plano dispuesto para el culto en el que se celebraban las ceremonias religiosas, pero también las reuniones públicas. Esta explanada sirvió como lugar de culto y como lugar de reunión social.

Los primeros Moaïs fueron en tamaño real, fueron tallados sobre la base de las islas Tikis ("Ti'i", en Tahití). Un Tiki es una estatua que simboliza un hombre, un dios o un hombre-dios. La representación fue estilizada de acuerdo con una técnica específica para esta región del mundo.

Pero gradualmente y sin razón, los habitantes de la isla comenzaron a hacer estatuas cada vez más altas. Hoy en día, los que están en el lugar miden entre 2,5 y 10 m, con una estatua de 21 m abandonada antes de que se termine, todavía está en la cantera y nunca se ha instalado. Pesan varias toneladas, a veces varias decenas de toneladas.


Diseño en la isla

Una vez talladas, estas estatuas fueron trasladadas a sus sitios finales. Cuando miramos un mapa, vemos que están casi todos en la costa, perfectamente espaciados. Forman una especie de barrera simbólica que aísla a la isla del océano. Y, sin embargo, este no es realmente el caso porque la población era principalmente gente de mar, habían heredado este conocimiento de sus antepasados ​​polinesios. Por lo tanto, no había ninguna razón para crear una barrera, ni siquiera simbólica, entre la isla y el océano. Así que tenían que tener otro uso.

Otra originalidad de su situación geográfica radica en sus orientaciones: todos miran hacia el interior de la isla, excepto uno. Esta disposición refuerza la idea de que ya no estaban allí para garantizar que los antepasados ​​observen cómo evolucionan las nuevas generaciones en lugar de disuadir cualquier invasión de la isla.

Finalmente, debemos saber que hay dos tipos de sitios en los que se colocaron los Moais: se pueden aislar o integrar en un ahu, una plataforma ceremonial. Tal plataforma alberga la mayor parte del tiempo una fila de estatuas, todas perfectamente alineadas y orientadas, por lo que contrastan estatuas aisladas.

La costa sur de la isla, la más larga con 24 km, alberga 13 ahus, más dos más en el interior. La costa noreste tiene 8, el noroeste 5 más dos interiores. Las estatuas aisladas se colocan abrumadoramente entre los ahus, a lo largo de la costa, con una densidad ligeramente mayor en la parte oriental de la isla. Las costas que bordean los dos volcanes hacia el sur carecen por completo, probablemente debido a la dificultad de encaminarlos en terrenos difíciles. Los Moaïs aislados están más bien al oeste, aparte de los que se encuentran alrededor de la cantera de tobas de Rano Raraku.

Observar, y es lógico, que no hay estatuas en altura, probablemente debido a la dificultad de llevarlas allí.


Descripción de un Moais

Moais de Isla de Pascua

Moais de Isla de Pascua

Los Moaïs hoy en día se ven un poco diferentes de lo que solían ser. Primero que todo, debes saber que la piedra de la que están hechas, la toba, es gris amarillento, pero el clima los ha oscurecido mucho más que cuando se cortaron. Luego, a menudo tenemos la imagen de una cabeza, una cabeza simple, para representar un personaje. No es así ya que todas las estatuas son personajes completos excepto las patas. Todos tienen un cuerpo y dos brazos, a menudo terminados por las manos. Una de las razones por las que la cabeza se adelanta es que es desproporcionada para el cuerpo, mucho más pequeña de lo que debería ser. Los Moaïs fueron casi todos tallados en la toba de una carrera del volcán Rano Raraku, el más oriental de la isla. Sus pendientes, además de estar salpicadas de estatuas, es la imagen clásica que se tiene cuando uno piensa en la isla de la Pascua.

Estas son estatuas en la ronda, es decir, podemos hacer la ronda (a diferencia de bajo o alto relieve). Las características principales de Moaïs son un cuello débil, una cara rectangular, la barbilla prominente y la nariz fuerte. Las orejas son desproporcionadas y la frente está huyendo. Las cejas también están particularmente marcadas.

Los brazos están a menudo en dos partes, como en un ser humano, es decir, que existe el ángulo de los codos. El vientre a veces es prominente, sugiriendo que es una mujer. Esta es la única característica que hace posible crear estatuas.

Algunos llevan pukao, este es el nombre que reciben estos extraños sombreros cilíndricos. Están hechas de toba roja, una piedra extraída de las canteras de Puna Pau, un sitio cerca de la capital Hanga Roa y que tiene la distinción de tener la única cantera de piedras rojas en la isla.

Hoy en día, sus expresiones son fijas, las miradas están vacías, pero en el momento de su esplendor, los ojos de las estatuas estaban ricamente decorados. El blanco del ojo fue reconstituido con corales blancos y los iris estaban hechos de toba roja, como los tocados. A veces eran obsidianas, una roca volcánica (por supuesto) vítrea y muy negra, un poco translúcida.


Escultura, puesta en marcha

Los moais

Los moais son esculturas en la ronda, lo que significa que podemos ir por ahí. Están tallados en roca volcánica en una cantera del volcán Rano Raraku. Esta cantera se encuentra en el sureste de la isla, es la cantera principal de la que salieron casi todas las estatuas.

Moais siendo cortado

Moais siendo cortado

El trabajo consistía en cortar la forma de la estatua en el suelo rocoso y luego refinar las líneas. Los residuos producidos se arrojaron al lugar, sin ningún problema de recuperación o evacuación de piezas cortadas. Cuando la estatua fue terminada en los tres lados, los escultores comenzaron a tallar debajo de ella, para separarla del suelo.

Algunos fueron cortados no en el suelo sino en el acantilado, a nivel del suelo. Los escultores entraron en la roca, a riesgo de ver el colapso del techo. Una vez que se eliminó el bloque, el acantilado presentaba un agujero a sus pies, una especie de cueva artificial.

La cantera de Rano Raraku fue repentinamente abandonada, como lo demuestran las muchas estatuas que quedan en la clase de escultura. Su número es elocuente: ¡Hay casi tantos moais cortados en la isla! (Se cortaron 400 para 887 en la isla, cifra aproximada porque algunos moais apenas se bosquejaron, por lo que los especialistas no los cuentan del mismo modo)

Los pukao

Un pukao es el nombre que se le da al moai hat. No todos están provistos, pero aquellos que los tienen son característicos, su silueta es mucho más grande que la de sus vecinos. El Pukao es un bloque de toba roja tallada bastante finamente en el cilindro.

La cantera de toba roja no es lo mismo que para los propios moais, está en Puna Pau, un cono volcánico que proporciona una piedra roja.

El transporte

Durante mucho tiempo se ha preguntado cómo los hombres del siglo XIII pudieron transportar a los moais y su pukao durante varios kilómetros, en un terreno montañoso, que es más.

Se hicieron varios intentos durante el siglo XX y XXI en el lugar. Una de las primeras soluciones propuestas fue deslizar las estatuas en los registros. Esta solución tenía una ventaja obvia: podría explicar por qué la isla fue deforestada. Pero parece que esta no es la solución correcta, tenían que hacerlo de otra manera.

La solución más plausible hoy es que las estatuas se mueven verticalmente, mediante rotaciones sucesivas en su base. Cada movimiento hizo que avanzara por el ancho de su base, unos 2 m. Para mantener la verticalidad durante el transporte, era necesario sujetarlo con cuerdas tensas sostenidas por la fuerza de varios hombres. Las pruebas relativamente recientes que se han realizado han demostrado que era posible mover Moaïs durante varios kilómetros a un ritmo muy bajo. Tuvieron que reunirse en sus sitios en varios meses y requirieron la presencia de veinte hombres. Por supuesto, estas cifras son muy variables dependiendo del tamaño de los Moais.

Cuando un moai cayó al suelo, fue imposible levantarlo debido a su peso. Entonces fue abandonado en el lugar, como es. Algunos todavía estaban realizando intentos de enderezamiento, cavaron un agujero a sus pies lo suficientemente grande como para inclinarlo, luego tuvo que reanudar la técnica de moverse en una rampa inclinada para sacarlo de su agujero. Las pruebas que podrían ser condicionales son necesarias, explican la presencia de moais medio enterrados o tendidos en el suelo en toda la isla.

Estableciendo

El sitio de implantación no fue insignificante, se decidió mucho antes del inicio del corte. Construimos un Moai por una razón específica. Los sitios de implantación eran de dos tipos: o era un ahu, es decir, una plataforma ceremonial, generalmente ocupada por varios Moaïs, o era un sitio aislado.

Una vez en su lugar, su base se reforzó y su pukao se colocó en su lugar. Un Moaïs seguía mirando la isla, con una excepción.

El pukao vino de otra carrera, pero no se cortó en la cantera, a diferencia de los Moaïs. El bloque de toba roja fue cortado en un cilindro y enrollado hasta el sitio de Moaïs. Sólo entonces se cortó para ajustarse a la estatua. Estos son los muchos rastros de corte debajo del cilindro que nos enseñan, si el bloque se hubiera tirado al suelo, estos rastros se habrían eliminado, lo cual no es el caso.

Quedó el problema de instalar pukao. Nuevamente, se oponen diferentes teorías, pero una de las más probables es pensar que los habitantes de la época subieron un impuesto a la cabeza de los moais, hasta que los enterraron parcialmente. En la parte superior, plantaron una estaca resistente y pasaron una cuerda a cada lado de la estaca. Los extremos de las cuerdas se pasaron por debajo del pukao y se devolvieron al piquete donde los hombres, tirando, podían jalarlo. En la parte superior, se ajustó el pukao y se retiró la tierra.

Este método era muy complejo y requería mucho trabajo, pero así lograron sus fines.

Acabados

Moais de Isla de Pascua

Moais de Isla de Pascua

Una vez en su lugar, el trabajo no estaba completamente terminado, ya que era necesario terminar los Moaïs. Los acabados consistieron en instalar sus ojos, se dijo entonces que encontró la vista.

En la práctica, consistía en poner en los ojos trozos de corales blancos para que coincidieran con el blanco del ojo, y en el centro de hacer dos círculos pequeños, los iris, en toba roja o diorita negra.

Tal configuración se ha rehecho recientemente, y uno de los Moaïs ahora está exponiendo su rostro como lo fue hace 500 años.

Algunas fotos

Simbolismo

Las estatuas de Isla de Pascua no nos dieron todos sus secretos. De hecho, incluso es difícil afirmar el propósito de su edificación porque los pueblos indígenas, los Rapa Nui (también llamados "Matamua" o "Haumaka"), simplemente fueron exterminados a fines del siglo XIX, reducidos a la esclavitud Los que se quedaron transmitieron sus culturas por tradición oral y sufrieron diversidad cultural y biológica con la llegada masiva, aún hacia fines del siglo XIX, de una comunidad polinesia fuerte cristianizada entonces a los europeos. Varios miles de personas, pero ninguno tiene los secretos de estas estatuas.


Las razones estimadas de sus construcciones

Por otro lado, la arqueología nos informa bastante bien, ya que esta ciencia nos enseña que las personas que aterrizaron en la isla de Pascua, alrededor del año 1200 DC, practicaron la adoración de los antepasados. Esta adoración consiste en venerar no a un dios sino a los ancestros de una comunidad. Es obvio que los Moaïs simbolizan a los ancestros.

Sus disposiciones en la isla confirman este hecho. Todos ellos, a excepción de uno, se colocan en la costa y giran hacia el interior de la isla, donde vivían los habitantes, un poco como si los estuvieran observando. Si hubieran tenido un papel protector, habrían sido fusilados al océano.


Sus roles simbólicos en el momento de la creación de Dios

Una vez que el culto a los antepasados ​​abandonó, los moais ya no simbolizaron el pasado, sino que otras civilizaciones, como los antiguos egipcios, no dudaron en destruir las reliquias que los precedieron, los Rapa Nui decidieron guárdalos Tal vez también debido a la dificultad que habría tenido que sofocarlos, pero probablemente esa no fue la razón. Algunas de estas estatuas ahora se encuentran en el suelo, entre ellas algunas que no están en la cantera, por lo que no están en construcción ni en transporte. Podemos verlos como un deseo de derribarlos, pero tiene más sentido ver el efecto de un desastre natural. Si parece difícil de creer, imagínese que en 400 años de abandono, muchas estatuas fueron enterradas al menos hasta los hombros, cuando antes estaban completos. Significa clima, precipitación, viento y, desde un punto de vista más general, el clima es capaz de modificar profundamente la superficie de la isla. Por lo tanto, no es absurdo pensar que algunas estatuas han podido tumbarse de manera natural.

Dicho esto, si no hubo ningún deseo de derribar las estatuas una vez que el culto de los antepasados ​​abandonó, el hecho es que la cantera también fue abandonada, y que las estatuas que estaban allí Durante el corte se cubrieron, aparentemente voluntariamente, con escombros. Uno puede ver que hay una voluntad para marcar el cambio de adoración.


Sus papeles de exploradores europeos

Cuando se descubrió la isla, desde finales del siglo XVII y hasta finales del XIX, las estatuas de la Isla de Pascua se vieron básicamente como su símbolo, pero nada más. La curiosidad en su opinión ni siquiera era muy fuerte, a los europeos no les interesaban estas grandes estatuas en el fin del mundo o, al menos, si lo hacía, su lejanía las hacía menos interesantes. Hay que decir que en ese momento, y hasta el siglo XX, las civilizaciones distintas de las europeas se consideraban en su mayoría curiosidades para analizar.

Historia de la Isla de Pascua

La historia de la Isla de Pascua es relativamente simple de abordar, ya que comienza relativamente tarde en comparación con las gradas que se pueden encontrar en otros lugares, y tiene casi una fecha final. Todo comienza alrededor de 1200 y finaliza a fines del siglo XIX, y la historia de la isla tiene tres fases principales: una colonización de un pueblo polinesio (1200-1500, el origen de los Moais), un cambio De comportamiento que impuso una nueva estructura social (1200-1687, que hizo desaparecer a los Moaïs) y la isla como estaca de los europeos (1687-1877). Desde allí, el asentamiento original de la isla es tan débil que puede considerarse que ha desaparecido. La población vuelve a creer, pero bajo la acción de la inmigración.


El asentamiento inicial y la erección de Moaïs

Antes de 1200 no había ningún asentamiento humano de Isla de Pascua. Por supuesto, desconocida para las civilizaciones de Asia, Europa, África y Micronesia, la isla de 160 Km2 solo fue descubierta por las civilizaciones polinesias solo en este período. Si bien este período es cuestionado por los análisis científicos realizados in situ durante el siglo XIX, en la práctica, cuanto más recientes y precisos sean los análisis, menos dudoso será el asentamiento de la Isla de Pascua. alrededor de 1200. Es probable que estos migrantes tuvieran que llegar desde Mangareva, la isla principal del archipiélago de Gambier, pero no podemos excluir una llegada de las otras islas más cercanas: las Islas Marquesas o Pitcairn.

Una vez allí, se organizaron en clanes territoriales. En ese momento, había unos diez clanes que dividían el territorio en piezas triangulares a partir del centro de la isla. Donde todos los territorios se unieron fue el territorio común, donde uno podría discutir las necesidades de todos los clanes. Cada clan tenía sus aldeas, un poco detrás de la costa. Eran aldeas de casas de piedra con edificios comunes y una estructura social orientada a la adoración de los antiguos. El culto de los antiguos es un culto que no tiene dioses, se contenta con adorar a los antepasados, una tradición que apunta a asegurar la transmisión oral de la historia de las personas en cuestión.

Los Moaïs son una representación de los antepasados, son ídolos encargados de la protección de la isla y, como tales, se colocaron en toda la isla. También hay una gran cantidad de lugares de culto en la costa. Estas estatuas se instalaron entre 1200 y 1500, el período de creencia en el culto de los antepasados. A partir de 1500 llegó un evento, trastornando a la sociedad establecida. Esta fecha de 1500 es, por supuesto, muy arbitraria, el cambio se produjo quizás un poco más tarde, a veces incluso anunciamos el siglo XVII.


El culto al make-make

No fue un trastorno repentino lo que causó el cambio en la sociedad de la Isla de Pascua alrededor de 1500, sino más bien una conciencia, probablemente forzada por los hechos, que la isla relativamente pequeña no pudo proporcionar. Alimentos para toda la población si esta última no aborda el problema del ecosistema. De hecho, además de tener que desforestar para obtener alimentos, los habitantes tuvieron que cortar los árboles para construir los Moais, transportarlos, tallarlos, etc. Sin árboles, el ecosistema se vio afectado, los alimentos escasearon y parte de la población tuvo que irse. Especialistas encontraron rastros de asentamientos en la isla Pitcairn de esa época, lo que demuestra la migración de parte de la población. Sin embargo, esta hipótesis nunca se ha probado, y la deforestación podría haber ocurrido más tarde. Como siempre, seguramente hay varios factores que han tenido que intervenir, y no excluimos las guerras internas, que podrían haber destruido a la mayoría de la población y, por lo tanto, necesitan el establecimiento de otra sociedad, ni desastres naturales, También es capaz de basar una civilización tan frágil.

Para enfrentar el problema, y ​​cualquiera sea la causa, se encontró una solución simple: el culto de los antiguos fue reemplazado en beneficio de un Dios, Make-make, el hombre-pájaro. Los moais fueron abandonados, algunos dispuestos de buena gana, otros enterrados. La principal cantera en la que fueron tallados también fue abandonada. Debe saberse que había tantas estatuas en el proceso de fabricación como estatuas ya erigidas, o 400. Todos los que estaban en el proceso de fabricación estaban enterrados, cubiertos o simplemente dejados como están. Los antiguos lugares de culto fueron abandonados. La nueva sociedad que apareció fue espontánea, se basó en la anterior. Nació una nueva casta de sacerdotes, y esta nueva organización pudo resistir las condiciones extremas de la isla impuestas por la geografía de la isla, y eso hasta 1687, año del descubrimiento de la isla por el pirata Edward Davis.


La influencia nociva de los europeos

Si Edward Davis fue el primero en descubrir la isla, no desembarcó, a diferencia de Jakob Roggenveen, un navegante holandés que actuó para la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. Fue él quien le dio su nombre: Isla de Pascua, porque se abordó el 6 de abril de 1722, Pascua.

El segundo europeo en acercarse a la isla fue Felipe González de Ahedo, quien tomó posesión de ella en nombre del Reino de España. Era el 15 de noviembre de 1770. Sin embargo, no sabía que ya se había descubierto y, por lo tanto, ya pertenecía a un reino europeo, los Países Bajos, que lo reclamaron y lo obtuvieron.

James Cook hizo una parada en la Isla de Pascua el 13 de marzo de 1774, luego el navegante francés La Perouse, en 1786. Estas paradas cada vez más frecuentes en la isla crearon un mecanismo que la población local No podía adivinar, es decir, su lenta erradicación, por un lado, el desarrollo de enfermedades desconocidas y para las cuales no tenía anticuerpos naturales, y por otro lado, su secuestro pretendía convertirlos en esclavos. Esto sucedió a mediados del siglo XIX cuando los comerciantes sudamericanos irrumpieron en la isla para capturar a la mayor cantidad posible de personas que trabajaban para sus cuentas.

La población de la isla probablemente nunca superó las 2000 personas, cuando aumentó, naturalmente, se vio limitada por la falta de recursos alimentarios. Una vez que se realizaron las redadas, la población era demasiado pequeña para sobrevivir. Además, las personas detrás de estos secuestros aprovecharon la oportunidad para erradicar la cultura de la isla mediante la supresión de sacerdotes y la destrucción de los lugares de culto. La fecha de 1877 es sintomática, corresponde a la población más pequeña de origen polinesio que la isla nunca ha alcanzado: 111 personas. Pero desde mediados del siglo XIX llegaron otras poblaciones, formando una mezcla que no dejará de importar. Es esta combinación la que salvará a la población de la isla y hará que todavía existan, hoy en día, descendientes de personas primitivas en la isla. Los migrantes provienen principalmente de Tahití y las islas del sur para la mayoría de ellos, de Europa y, por una pequeña parte, de China.

A finales del siglo XIX, varios europeos se asentaron en la isla, que luego fue cristianizada, y se creó una nueva organización. En 1888 Chile lo anexó oficialmente, y hoy en día sigue siendo un territorio chileno.

Geografía de Isla de Pascua

Isla de Pascua es una isla chilena en el pacífico. Tiene la distinción de ser la isla más remota de todas las tierras habitadas, y eso en toda la Tierra. Sus habitantes más cercanos se encuentran a 2078 km de distancia, en la isla de Pitcairn, al este. El segundo es de 2.829 km, es la isla de Alejandro Selkirk. Tahití está a más de 4000 kilómetros de distancia.

Mide 24Kms de largo y tiene forma de triángulo, para un área de 162Km2.


Relieve

Su relieve, no muy rugoso, está formado por tres macizos que incluyen dos volcanes. Hay un tercer volcán, más pequeño, estos tres volcanes forman una línea recta a lo largo del lado más largo de la isla. El punto más alto es el Maunga Terevaka, con 507 m de altitud, pero el promedio de la isla es mucho menor. Su paisaje consiste principalmente en montañas medianas, colinas bajas, redondeadas, erosionadas por el viento y lluvias frecuentes. Sus costillas suelen estar trituradas.

Mapa de Isla de Pascua

Mapa de Isla de Pascua

La vegetación es arrasada: es el heredero de la actividad humana que ha ido erradicando poco a poco los recursos locales. Había bosques en el momento de la llegada de los primeros habitantes, alrededor de 1200. Se habían reducido a la llegada de los europeos y no existen en la actualidad. Es la necesidad de cultivar tierra (para los locales) y la oportunidad de criar ganado (para los colonos europeos) lo que favoreció la deforestación. No descuide la destrucción de los árboles con el propósito de fabricar los Moais, pero declare que este es el origen de la extinción de la densa vegetación de la isla es un error. Este es, sin duda, un factor agravante, pero tal vez no sea determinante.


Hidrología

La isla es pequeña, desde el punto de vista hidrológico hubiera sido normal que no tuviera ningún río. De hecho, este es el caso, al menos de forma permanente, pero en el cráter de cada uno de los tres volcanes hay una gran reserva de agua que siempre ha asegurado el suministro de agua de los habitantes.

Además, el clima que es agua de lluvia tropical es parcialmente capturado.


Geología

La Isla de Pascua es volcánica, por lo que está hecha de roca volcánica. Tres volcanes corren a lo largo de la costa más larga, pero tiene muchos otros cráteres más pequeños. La piedra es esencialmente basalto.


Clima

La isla se encuentra bajo el clima subtropical. Llueve con frecuencia, especialmente durante el otoño austral (marzo a mayo). La temperatura no es tan alta, pero es bastante constante: entre 16 ° (durante el invierno austral, en julio y agosto) y 28 ° (en febrero)

Turismo

¿Quieres a los Moaïs, de verdad? Buena suerte!

Y sí, si realmente quieres ver uno, es mejor que vayas a un museo, porque ir allí no es fácil ...

Pero si desea llegar allí, debe volar desde Santiago de Chile (un vuelo por día) o Tahiti (un vuelo por semana) y aterrizará en el Aeropuerto Internacional de Mataveri. La isla está muy poco poblada, pero como el turismo ha ido creciendo lentamente desde 1967, todavía tiene buenas instalaciones turísticas, incluidos los hoteles. Por supuesto, es recomendable haber reservado su alojamiento antes de ir al sitio. Un operador turístico es una buena idea, dada la complejidad del viaje y las restricciones administrativas que puede encontrar.

También debes saber que no estarás solo: la isla recibe alrededor de 80 000 visitantes al año, más de 200 por día.


Hacer en Isla de Pascua

Por supuesto, la actividad principal es descubrir los Moaïs. Varios son fácilmente visibles, siguiendo el único camino pavimentado de la isla, luego tomando las pistas. Algunos son más aislados en la naturaleza y no deben ser vistos por turistas, porque puede haber peligros (caídas, varias lesiones). La carrera de Rano-Raraku, que es la principal cantera de los Moais, es un interesante objetivo de visita ya que descubrimos que se están cortando muchas estatuas, abandonadas en varias etapas de finalización. Algunos incluso están completamente terminados, pero nunca han sido transportados a sus sitios.

Entre otras actividades que tiene la isla, está el inevitable museo local, el Museo Antropológico Père Sébastien Englert, para descubrir. Es el hogar de un moais hembra de vientre redondo y muchos restos de la civilización polinesia original.

Los sitios de buceo también son populares porque se sabe que el agua es particularmente clara.

También está el descubrimiento de la forma de vida local, que será fácil para aquellos que tienen un contacto fácil y que camina en el paisaje montañoso. No se pierda tampoco, los paseos alrededor de los tres volcanes, no son tan altos como para no solo ver estas curiosidades geográficas de cerca, sino también admirar la isla de un punto culminante. Como no es muy grande, se puede ver por completo.


Los moaïs en los museos

De los casi 400 Moaïs que se hicieron en la Isla de Pascua, unos diez fueron exportados. Tres de ellos están en Francia. Hay dos en el Museo del Louvre, uno en el musée du quai Branly. En Londres tendrás que ir al museo británico en Londres. Nueva York tiene uno, está en el Museo de Historia Natural. Bruselas, Washington, también son ciudades donde puedes ver Moaïs.

De lo contrario, también hay en Chile, por supuesto: en Santiago, Viña del Mar y La Serena.

Administración

Administrativamente la isla es administrada por Chile, el país más cercano. Es parte de la región de Valparaíso. Está ocupado por un poco más de 6000 habitantes, esta cifra varía lentamente hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de las décadas. Su capital es Hanga Roa, hogar de la mayor parte de la población. Es un pueblo sencillo hecho de casas bajas con exuberantes jardines. Cuenta con hoteles y restaurantes, varias tiendas, una biblioteca.

La actividad económica de la isla está orientada principalmente hacia el turismo, pero la pesca también es importante y constituye una parte de la oferta de la población.

En resumen...

Los Moaïs son el nombre dado a las estatuas de la Isla de Pascua. Hay 887, esencialmente la mitad de ellos a lo largo de la costa de la isla, mientras que la otra mitad todavía está tallada en la cantera.

Moais tumbados

Moais tumbados

Miden de 2 a 10 m para un peso de hasta varias decenas de toneladas. Representan a los hombres, están tallados de acuerdo con un arquetipo único basado en elementos anatómicos simplificados. Tienen una nariz larga, un cuello fuerte, una frente clara y orejas largas. A veces tienen un pukao, un sombrero hecho de toba roja.

Los Moaïs son una representación de los antiguos, están integrados en el culto de los antepasados, un culto muy extendido en las islas polinesias y que se importó al mismo tiempo que el asentamiento de la isla, alrededor de 1200. Se estima que años el tiempo transcurrido entre el corte, el transporte, la instalación en el lugar y la decoración. Casi todos fueron tallados en la cantera de Rano-Raraku, al sureste de la isla, y luego enrutados en los ahus, plataformas ceremoniales que se encuentran en toda la isla, o más simplemente en un sitio aislado Algunos fueron abandonados durante el transporte, yacían sobre la espalda, sobre el suelo. Los que estaban asentados permanentemente tenían ojos hechos de coral blanco y toba roja o diorita negra, para simular los ojos.

La comunidad que construyó los Moais fue el "Haumaka", un pueblo de origen austronesio que vino de las islas vecinas alrededor del 1200 dC. Ellos son los que construyeron los Moais. Alrededor de 1500, quizás un poco más tarde, cambiaron su adoración y luego adoraron Make-make, el dios de las aves. Los moai fueron abandonados. Este abandono fue tan repentino que las estatuas en construcción, y había muchas, quedaron como estaban, vagamente enterradas para algunos de ellos. Las primeras incursiones europeas en la isla, a partir del siglo XVI, marcarán el final de esta civilización. Si los primeros siglos son normales, con relaciones de descubrimiento entre los haumaka y los europeos, a mediados del siglo xix llegaron los esclavistas peruanos que arrasaron a casi toda la población. Casi extinta, se salvó con la introducción masiva de una nueva población polinesia, la "Rapa", que, al mezclarse con los europeos y algunos chinos, todavía forma la población de la isla.

Dimensiones y peso

Los Moaïs tienen tamaños y pesos variados, por supuesto. Los primeros que fueron tallados fueron el tamaño real, es decir, midieron entre 1m60 y 1m80, no más, para un peso aproximado de alrededor de una tonelada. Pero gradualmente las dimensiones han crecido, alcanzando tamaños de 10 m para las más grandes. En promedio, tienen 7 m de altura, pero es realmente promedio, ninguna estatua es realmente del mismo tamaño que su vecina.

El peso de estas estatuas oscila entre unas pocas toneladas y unas pocas decenas de toneladas. La estatua más grande del sitio tiene 21 m de altura, pero nunca se erigió, se esculpió cuando se abandonó el culto a los antepasados, lo que hace que estas estatuas sean inútiles.


Anécdotas y curiosidades

Isla de Pascua es la isla más aislada del mundo. La comunidad que vive en el lugar tiene a su vecino más cercano a 2078 km, el récord mundial.

Los científicos han tratado de probar cómo se colonizó la Isla de Pascua, utilizando barcos similares a los utilizados en el siglo XIII. ¡Desde la isla más cercana tomaron solo 19 días de navegación!

La Isla de Pascua no tiene un río, al menos permanente: el único agua dulce se almacena en los cráteres de dos de los tres volcanes de la isla. Sin estas reservas naturales la vida hubiera sido imposible.

The Moaïs inspiró a Hergé para el álbum de Tintin "Vol. 714 para Sidney". Esta historia presenta monumentos megalíticos de una misteriosa civilización. Representan personajes tecnológicos cuyo gigantismo está más cerca de los Moais.

Contrariamente a lo que uno podría pensar que los europeos no robaron a los Moaïs, a diferencia de lo que podría haber sucedido con otras civilizaciones (Egipto, Grecia, Mesopotamia) Probablemente demasiado lejos y demasiado pesado, estos megalitos no tenían suficiente interés para traerlos de vuelta a todos. Solo 10 de ellos fueron retirados y luego exhibidos en museos de todo el mundo.

Ranking de la UNESCO

La isla entera es un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO desde 1995

Rapa Nui

"Rapa Nui" es el nombre que reciben las personas que colonizaron la Isla de Pascua primero. Esta colonización tuvo lugar alrededor del año 1200. Si este nombre es hoy el más conocido, no se denominan a sí mismos más bien como "Haumaka" o "Matamua".

Es un pueblo de origen austronesio, es decir, de las islas del Pacífico Sur. Su idioma es "Rapanui", y de ahí proviene la confusión típicamente occidental entre el nombre de la gente y su idioma.

Literalmente, esta palabra se traduce como "El primero", en referencia a los pueblos originarios de las islas, que la tradición oral trae de las Islas Marquesas.

Después de establecerse en la Isla de Pascua, vivieron aislados hasta la llegada de los primeros occidentales a fines del siglo XVI. A mediados del siglo XIX, los esclavistas peruanos irrumpieron en la isla y capturaron a la mayoría de los hombres para obligarlos a trabajar en la minería de guano. Era casi el final de esta civilización, solo unos pocos miembros escaparon.

La isla estaba poblada en gran parte por Rapa, un grupo étnico cercano que se estableció como trabajadores agrícolas en nombre de los productores franceses. Siguió una mezcla entre los europeos, este grupo exógeno, el pequeño grupo endógeno y algunas familias chinas que llegaron allí. Hoy en día se estima que todavía hay unos pocos miles de haumaka nativos en la isla y una gran diáspora, principalmente en Chile.

El rapanui tenía una organización de clanes: en la isla, el territorio estaba dividido en 11 zonas triangulares, comenzando desde el centro de la isla y extendiéndose hacia las costas. Cada área pertenecía a un clan que construía aldeas allí. Un clan dijo "Mata" en el idioma local.


Liste de los principales monumentos del mundo




Copyright 2013 - 2019 - Prohibida toda reproducción sin el permiso del autor. Este sitio web es un sitio privado, no oficial, resultante del trabajo de compilación de las obras de diferentes autores. A menos que se indique lo contrario, las fotos son libres de derechos. Otros sitios web del mismo autor en otros dominios: Marguerite Duras, Los pirineos orientales, Maravillas del mundo.